El alma de un oso blanco.

por diegoatajos

cartel1margenesbis

 

 

Esta tarde se inaugura la exposición “El alma de un oso blanco” en el Centro Picasso.

Gracias la gente del Centro Picasso por hacerlo posible (Eva, Marta), a los protagonistas de las imágenes, a la embajada de España en Riga por el vino que regará el evento, a ediciones Istmos por su colaboración; a los que hoy y lo que queda de mes se puedan pasar a echar un vistazo. Gracias, Elīna.

Aquí os dejo con el poema de Luis Felipe Vivanco que ha inspirado el título:

 

BALADA: EL ALMA DE UN OSO BLANCO

Fijaos en lo que debe ser el alma de un oso blanco
que es una de las pocas alcantarillas de este mundo
donde no han entrado los griegos.

En el alma de un oso blanco los reclutas hacemos la instrucción
y cuando volvemos a casa
les enseñamos a nuestras hermanas a soltarse las trenzas a la bayoneta
porque en el alma de un oso blanco vive la protagonista de toda ternura.

Figuraos qué hubiera una central hidroeléctrica
con la alegría de todos los hombres convertida en turbina
y donde además exhalaran su crueldad las formas redondeadas del arroz.
Pues eso sería lo más parecido al alma de un oso blanco.

O que pudiéramos verla entre la espuma sanguinolenta de un tiralíneas rebelde
y el sueño se quedaría dormido de verdad en el alma de un oso blanco.

Porque en el alma de un oso blanco las regiones heladas se han adelantado a nuestro deseo
de pisar en las olas ese frío de inteligencia hasta la muerte
y quién sabe si a esa muchacha exagerada que impone en los grandes coches-salones un minuto de silencio no me la voy a encontrar próxima a contraer opiniones indelebles en el alma de un oso blanco.

 

 

Anuncios